El arte tiene un límite

scarpia

Voy a empezar a relatar los hechos acaecidos en una apacible tarde de verano, después de una sesión intesiva de estudio pre-septiembre, cuando volviendo de la biblioteca veo un cartel que reza “Primer festival internacional de cine de la ciudad de Córdoba”. Mi cinefilia, que considero de un nivel aceptable aunque sin rozar lo obsesivo, hace que me fije en el anuncio de tal acontecimiento ya que en mi ciudad los eventos culturales son comunes pero no suelen estar en torno al cine así que procurando no quitarle mucho ojo a la carretera, me apresuro a leer lo que ahí se anuncia, que además de ser la proyección de películas independientes, es la presencia de… ¡Pedro Almodovar, Alejandro Amenabar y Woody Allen!.

Leer más …