Scott Stewart: te has lucido con Legión

Hace tiempo que no escribo en el blog pero al fin y al cabo tampoco empecé a escribir para tenerlo como una constante ni una obligación sino para saciarme cuando me apetezca criticar y matar ratos de aburrimiento. Una crítica a modo de reseña es lo que me apetece hacer después de presenciar un espectáculo bochornoso al que muchos se empeñarán en llamar cine y que al que en el cine llaman “Legión“.

Normalmente, cuando ves una película tal como están las cosas a día de hoy en Hollywood no puedes pedirle el oro esperando que sea un espectáculo apabullante pero siempre esperas un mínimo de calidad en alguno de los sentidos ya sea guión, efectos especiales, actuación, puesta en escena, fotografía… o al menos que entretenga ¿qué menos cuando se trata de cine? Pero ni eso.

A priori, la historia trata de que Dios ha perdido la fe en la humanidad y  ha decidido mandar el apocalipsis a cargo de una legión de ángeles para destruir a la raza humana pero hay un ángel rebelde, que ama mucho a las personas, y que está decidido a salvarnos de tan cruel destino. Si tienes algún interés en ver la película no sigas leyendo… aunque yo no la vería de nuevo ni borracho.

La puesta en escena no es que sea excesivamente mala, comienza con algo de acción y en principio puede parecer que promete pero todo se va por la borda en el momento que vemos la primera “canorrada” y es que pregunto ¿es necesario que al romper cierta puerta el arcángel Miguel, el agujero tenga forma de una cruz en llamas? Yo creo que no, y es en este punto de la película donde empiezan los clichés, frases lapidarias sin fin y gilipolleces que conforman este bodrio. Miguel se ha puesto en camino, armado hasta los dientes con ametralladoras, pistolas, munición, granadas, bazokas… etc pero no sabemos a donde se dirige. La acción nos traslada a un bar de carretera donde nos van a presentar a los protagonistas de la historia.

Los personajes no podrían ser más típicos y más vacíos… una embarazada sin padre para su hijo cuyo papel consiste en salir guapa, un tipico bonachón guaperas y medio lelo, su padre amargado porque le dejó la mujer y nada le sale bien, el típico matrimonio perfecto de hija problemática que se viste como una zorra y habla mal, el negrata gangsta que entra en escena con un bum bum clap y que por supuesto lleva una pipa, y el personaje gordito bonachón y manco que los guionistas quieren que nos caiga bien desde el principio para que lloremos cuando lo maten los malos. Clásico.

El supuesto héroe tampoco nos gusta en ningún momento por ser un personaje serio de pose chulesca que suelta un discursito en toda la trama y que únicamente se mantiene impasible disparando por doquier con el arsenal que se agencia al principio. No nos cae bien, si muere en los 20 minutos nos la pela, muy mal. El antagonista, es un malo malísimo pero no se entiende … si es un ángel y es el enviado de Dios, ¿por qué es malo? ¿por qué tiene ese rencor y ese apetito destructivo?… todo contradicciones y nada de carisma.

Creo que el mayor problema viene de que no nos interesen los personajes porque este tipo de películas transcurren en un inicio – acción leve – protagonistas cuentan su vida – acción dura – desenlace. Al inicio podemos darle un pase pero el 70% consiste en estos típicos personajes que cuentan entre sí sus problemas pero que no nos interesan. No se empatiza en ningún momento con ningún personaje luego es normal que no nos interesen sus problemas, y si gran parte del film se basa en esto es lo más normal del mundo que el resultado se traduzca en bostezos que nos dejan la boca más grande que la del puto heladero.

La historia es pésima. ¿Por qué tiene Miguel que proteger al hijo de esa muchacha y no a otro cualquiera? Parece ser que a los guionistas no les interesa contarnos el motivo pero debería de guiarse por ello la trama y no es así. Es más, si nos ponemos estrictos no pasa nada en la película, solo hay hostias, clichés y contradicciones. Los enviados de Dios van a acabar con la humanidad porque Lord lo dice pero cogen a uno de los protagonistas y lo crucifican boca abajo en una clara referencia alanticristo… No lo entiendo. Miguel le dice al buenazo que siga las instrucciones y busque a los profetas… ¿donde están los profetas? ¿cómo ha descifrado las instrucciones? ¿cómo sabía donde dirigirse? ¿dónde estoy? ¿que coño es esto?… Una plaga de moscas entra dentro del coche, todos gritan acojonados pero en la siguiente escena ¡todos están bien! Aquí no ha pasado nada hombre… total, solo son unas mosquitas de nada. Ni siquiera cuando matan al personaje que mejor nos debería de caer nos importa una mierda ¡que le jodan! y después de la muerte de Miguel, Dios lo devuelve a la vida después de haberle desobedecido, bien!

La aparición de la vieja es bochornosa y cuando trepa por la pared no podemos hacer otra cosa que reír a carcajadas por lo patético de la situación cuando lo normal sería que intimidara (eso sí, impagable sartenazo). Cuando llega ese hombre del coche de los helados con esa pinta y empiezan a crecerle las extremidades se espera que de juego pero encima de que nos reímos de lo mal hecho que está, le pegan un escopetazo y listo, tan felices. El protagonista negrata gangsta que lleva pipa pero nunca ha disparado dice “esto parece de risa” y yo le contesto al director: es la primera puta cosa coherente que he oído del jodido guión !!

Niños endemoniados con la voz de la niña del exorcista que pierden los pulgares y nadie se ha enterado de cómo cojones ha pasado eso. Otros niños con bolsas de papel en la cabeza y armados con un palo golpeando el coche. Frases lapidarias del tipo de “ya hemos cerrado”, “te pillé”, “sólo quiero jugar con tu bebé” . Mazas que parecen una navaja suiza con esos pinchos que le salen y un botón que los hace girar cual batidora. Cordones umbilicales que se cortan mágicamente…

Podría llenar ríos de tinta comentando incoherencias y carencias pero en resumen el guión es asquerosamente malo, la historia no engancha (es más, no hay historia) además de ser muy incoherente, los personajes están vacíos y no nos importan, su moralidad cambia constantemente, los efectos especiales son patéticos. Por más que lo pienso no encuentro nada positivo en lo que ni siquiera me parece una película, solo un intento de justificar sacar supuestos ángeles de alas negras con armaduras y disparando con dos ametralladoras a la vez para impartir la “justicia divina”. Bueno, las risas de después de ver el espectáculo sí que fueron buenas.

Una mala película totalmente prescindible de un director que parece ser que ha visto Matrix y ha querido hacer algo parecido pero “más molón”. Con solo ver el cartel inundado de Photoshop se presagiaba esta mierda de resultado pero joder… no a niveles tan estrepitosos. Scott Stewart te has lucido haciendo el mayor bodrio de 2010, enhorabuena.

Anuncios

4 pensamientos en “Scott Stewart: te has lucido con Legión

  1. estas siendo muy critico, a mi particularmente si me gusto bastante, es mas, si vez con atencion, entenderas que por profecias se referia a los tatuajes, y hay varias cosas mas que segun tu no se explican, pero que se explican muy claramente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s